Teragrowth o cómo hacer Crecer tu Empresa

El blog donde encontrarás todo para ayudarte a hacer exitoso tu negocio en 3 pilares:

1o - Nos enfocaremos a ayudarte a hacer Crecer tu Empresa,
2o - A mejorar la Eficiencia, Productividad y Mejora de Costes
3o - A desarrollar lo que llamamos 'Liderazgo Organizacional'

*******************

Si estás interesado en nuestra Colaboración para hacer CRECER tu EMPRESA , puedes Contactarnos en

teragrowth@teragrowth.com

Esto blog refleja exclusivamente las opiniones personales de Jordi Mañé, no representa las opiniones de mi Empresa al respecto.

Plan Estratégico de una Empresa: Para CRECER reduce GRASA, Invierte en MÚSCULO y Robustece el HUESO

Plan Estratégico de una Empresa:    Para CRECER reduce GRASA, Invierte en MÚSCULO y Robustece el HUESO

La Grasa, el Músculo y el Hueso son los componentes de Cualquier Organización Pública o Privada

Muchos de nosotros hemos escuchado expresiones tales como en esta organización hay mucha grasilla, hay que realizar una dieta para adelgazarestán cortando músculo  o hasta  han tocado hueso con estos recortes.

Sin embargo las diferencias entre uno y otro acaban siendo muy subjetivas y dependen de varios factores, entre los que se incluyen la perspectiva personal. El que realiza los recortes normalmente verá mucha grasa. En cambio, el que recibe los recortes, considerará en muchas ocasiones que lo que se está cortando es músculo o hasta hueso.

Sin ánimo de polemizar ni entrar en casos concretos (que daría para mucho más), hoy me gustaría ofrecer un criterio de lo que debería considerarse Grasa, Músculo o Hueso en el ámbito Profesional ya sea Privado o Público y por tanto orientar los Planes de Acción de mejora de una organización.

GRASA

 

¿Cuándo estamos cortando Grasa?

Veamos unos cuantos ejemplos de dónde encontramos Grasa en una Organización y de qué acciones podemos tomar para Reducirla

  • Algunas empresas disponen de Stock circulante excesivo y en algunos casos de stock obsoleto.  Políticas de lean management nos ayudarán a reducir esta capa excesiva que retiene tesorería de la Empresa.
  • El Tiempo también forma parte algunas veces de la grasa de la Empresa, en tanto en que invertimos demasiado en realizar algunos procesos.  Reducir de forma sustancial el tiempo en que realizamos algunos procesos productivos o del conocimiento nos ayudará a reducir grasa.
  • El Dinero cautivo también puede ser grasa. Veamos algunos ejemplos:
    • Lo vemos cuándo lo liberamos acortando el volumen de impagados gracias a realizar una gestión proactiva de las cuentas pendientes de recibir ó
    • cuando disminuimos el apalancamiento financiero, disminuyendo de forma sustancial nuestra Deuda y el dinero que invertimos en pagar Intereses a un tercero ó
    • en el momento de Desinvertir en Activos (inmobiliario o mobiliario) infrautilizados o no utilizados
  • En algunos casos, para garantizar la continuidad de la misma una Empresa se desprende de determinados Emplados que de forma consistente y no lógica desempeñan su misión muy por debajo de lo que debería ser un estándar de trabajo correcto, haciendo que sus compañeros tengan que asumir el trabajo extra que ello supone
  • La Gestión Operacional también puede conllevar grasa, como puede ser los lujos operacionales ‘premium’ como ir en el coche de renting más lujoso o viajar en business y en super-hoteles.

Pero no solo afecta a gestión interna de la Empresa, también elementos externos pueden crearnos Grasa, como por ejemplo:

  • Clientes que lejos de proporcionarnos margen, nos causan problemas, dolores de cabeza y absorben una cantidad de recursos inasumibles en nuestra empresa.  Prescindir de ellos puede ser una decisión muy positiva a largo plazo.
  • Proveedores poco fiables y con una mala relación calidad-precio/valor; sustituirlos por otros con mejor ratio nos proporcionará, después del cambio, una mejora sustancial.

Hay cientos de maneras de cortar grasa de forma positiva y correcta, y estoy convencido que la mayoría de los Profesionales (Empresarios, Directivos y el resto de Profesionales) estarán de acuerdo con tomar acciones en esta dirección si quieren el éxito de su Empresa a largo plazo.

Sin embargo, me gustaría remarcar que igual que en el cuerpo humano, hay cierta ‘grasa’ positiva, que como los buenos jamones de bellota se filtra entre medio de la masa muscular y que deberíamos evitar cortar.

Es aquella que te ayuda a gestionar imprevistos inherentes a la actividad normal, como por ejemplo pueden ser

  • tener algo (5-10%) de redundancia en la plantilla que permita (sin detrimento de la cultura del ‘alto desempeño’)
    • tener back ups entre personas para disfrutar de unas merecidas vacaciones
    • cubrir bajas médicas o de maternidad
    • permitir contratar a nuevas personas y realizar una apropiada transferencia de conocimiento al nuevo empleado
  • tener redundancia en los sistemas informáticos de hardware
    • que te permita garantizar que los sistemas críticos funcionan correctamente a pesar de imprevistos como por ejemplo que se caiga un servidor
    • tener capacidad RAM suficiente para garantizar el correcto funcionamiento ante picos de demanda u horas punta de funcionamiento
  • tener redundancia en tesoreríapara
    • hacer frente a necesidades de financiación imprevistas
    • hacer frente a impagos por parte de proveedores privados o de la administración pública
    • poder aprovechar oportunidades de inversión, de compra de materiales a un buen descuento o para realizar cambios en la empresa
  • tener redundancia de talento para
    • poder asignar nuevas misiones
    • poder desplegar toda la creatividad del long tail de talento de la empresa
    • aprovechar todo el potencial inherente de la empresa

 

MÚSCULO

En cambio, en algunas ocasiones, ya sea por una mala selección de las partidas a recortar, ya sea por una agresividad excesiva de los gestores, ya sea por una presión insostenible para realizar acciones tajantes, el cuchillo puede acabar cortando MÚSCULO.

El músculo sirve no solo para mover a los cuerpos organizacionales, sino también para construir una base más firme para la Empresa en un futuro.

Ayuda a resistir estoicamente periodos malos y a recuperarse rápidamente en cuanto la actividad se dinamiza.

No es lo mismo tener una Empresa llena de grasa que una llena de músculo.  El potencial y la capacidad de reacción de una Empresa musculada es muy superior, ya sea para resistir envites, ya sea para moverse rápido, ya sea para propulsarse hacia el futuro para capturar las nuevas oportunidades del sector.

¿Cuándo estamos cortando Músculo?

  • Cuando limitamos la Innovación hasta el punto de estrangular el futuro de nuestra Empresa  y no poder desarrollar los productos o servicios que nos harían competitivos en un futuro
  • Cuando limitamos la incorporación de Talento a nuestra Empresa o no nos esforzamos en retener y desarrollar el Talento que ya tenemos
    • precisamente los empleados de más Talento empresarial son los que pueden llevar la Empresa a superar los baches o valles y a aprovechar las oportunidades que nos brinde el futuro, por tanto hay que desarrollar políticas para retenerlos y motivarlos y conseguir su compromiso para con la misión de la Empresa
    • cuando discutimos e intentamos ahorrar hasta el último € en nóminas,  bonus u otros planes de compensación…
    • cuando obligamos a los empleados a hacer el trabajo más básico, aplicando el síndrome del eje negativo, en lugar de intentar de forma continua aportar más valor y posicionarlos en el nivel más alto de su potencial
  • y  limitamos la formación y el desarrollo  de nuestros Empleados
    • y por tanto no les permitimos desarrollar su carrera profesional de forma plena en nuestra Organización y por tanto limitamos la capacidad de desplegar su verdadero potencial…
  • Cuando limitamos la inversión en Activos Estratégicos para la Empresa para hoy y para el futuro
    • como puede ser licencias de Programas de Software que permiten hacer las cosas mucho más rápidas, sin errores y de forma automatizada, lo cual permite liberar ancho de banda que se puede aplicar en crear más músculo para la Empresa
    • o como pueden ser la Compra de Patentes que se complementan perfectamente con nuestra Cadena de Valor
    • o la inversión en adquirir Servicios o Productos que encajan y robustecen nuestro Portfolio
    • o la compra de Maquinaria productiva que nos permite atacar un nuevo sector o segmento dentro de nuestro sector
  • Cuando dejamos de viajar a potenciales mercados exteriores o a tener presencia en ferias u otros eventos para ahorrarnos el coste del viaje y del marketing para generar demanda
  • Cuando dejamos de asumir Riesgos calculados como servir a esta Start Up que quizá pueda convertirse en un Cliente importante en un futuroo a invertir en esta nueva tecnología, o a expandirnos a nuevo mercado o a probar procesos, productos o maneras de hacer nuevas
  • y dejamos de hacer iniciativas de Responsabilidad Social, quitando alma y forma humana a nuestra empresa

Todos estos recortes suponen Cortar Músculo a la Empresa.

Se puede sobrevivir a corto plazo con menos Músculo?   Sí, claro que sí.  Pero solo durante un tiempo y de forma que cada vez seamos más débiles.

Nuestra Organización se volverá cada vez más frágil ante el entorno competitivo y ante los cambios.   No podremos capturar las oportunidades ni seguir compitiendo de tu a tu.  Y cuando el entorno se recupere, seremos los últimos en aprovecharnos de ello porque no tendremos la capacidad de saltar al tren económico.

Los efectos perniciosos de cortar músculo se notan de forma devastadora a largo plazo.  Para una organización empresarial o pública es muy difícil recuperarse de ellos.

 

HUESO

 

El hueso sustenta la Empresa. Es aquellos Procesos, Empleados, Sistemas, Clientes, Partners que vertebran de forma estructural y a veces invisible el funcionamiento de la Empresa.

Sin hueso un cuerpo humano no puede subsistir ni en el Corto ni en el Largo plazo. Se desestructura, se desmonta y acaba por desaparecer, a veces de forma muy dramática. Entonces,

¿Cuándo estamos cortando Hueso?

Vemos que estamos cortando Hueso cuando

  • Personas Clave de la Empresa terminan por irse, llevándose consigo know-how, clientes, relaciones, capacidad de gestión de sistemas, etc.  en un acción que puede ser fatal para la Organización
  • Cuando se ahorra en Sistemas críticos de Hardware o de Software de continuidad de negocio hasta el punto de que se convierte en tan frágil que cualquier fallo puede bloquear el completo funcionamiento de la Empresa, ya sea con respecto al sistema de relación con los Clientes (i.e. Páginas web de E-Commerce) , el sistema de Facturación o la relación automatizada con los Proveedores.
  • Rompemos nuestro flujo de caja y no podemos obtener capacidad de financiarnos, lo que hace que entremos en suspensión de pagos, y que tengamos que acabar cerrando la empresa, echando a la plantilla y realizando un concurso de acreedores.
  • Recortemos tanto en el proceso de Aseguramiento de la Calidad de nuestros Productos o Servicios que se empiece a afectar a nuestros Clientes y dañe nuestra reputación en el mercado, de forma que nos sea virtualmente imposible recuperar esta confianza
  • o cuando incumplamos Normativa Legal hasta el punto de bloquear la actividad de la Empresa o hasta imputarnos en un delito penal.

 

En Conclusión, cuál es el consejo que ofrecemos:

  1. Entiende tu Cuerpo (Empresarial) :  Identifica y diferencia lo que es grasa, músculo y hueso en una organización
  2. Elabora y Selecciona el Plan : Define de forma muy selectiva y consciente allá dónde cortarás, dónde invertirás y dónde robustecerás.
  3. Corta Grasa de Forma Gradual y Constante:  Corta grasa siempre, de forma gradual y no traumática. Hazlo de forma continua y recurrente, independientemente de si el entorno es favorable o desfavorable.  Esto debería ser una ‘best practice’ de cualquier organización y empresa privada y pública y ahorraría una gran parte del sufrimiento que producen planes de choque radicales cuando el entorno cambia drásticamente.
  4. Usa los Ahorros para
    1. Robustecer los Huesos:  Usar una parte de los ahorros que se liberan cortando grasa para robustecer los huesos que vertebran la organización, para evitar que se rompa en un futuro y se asegure la continuidad del negocio (business continuity ante elementos económicos, humanos, informáticos, regulatorios y de mercado).
    2. e Invertir en Desarrollar los Músculos:  Y dedicar el máximo dinero posible a crear, desarrollar y fortalecer los músculos de la Organización para que cuando vengan épocas de vacas flacas podamos superarlas con éxito. Y para que cuando se empiece a recuperar el entorno estemos preparados y podamos aprovechar las oportunidades que seguro aparecerán.

 

 

www.teragrowth.com   Todo para el Crecimiento de Empresa y de sus Profesionales   Twitter:   @teragrowth     Servicios Teragrowth de Crecimiento de Empresa

27 comments to Plan Estratégico de una Empresa: Para CRECER reduce GRASA, Invierte en MÚSCULO y Robustece el HUESO

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>