Teragrowth o cómo hacer Crecer tu Empresa

El blog donde encontrarás todo para ayudarte a hacer exitoso tu negocio en 3 pilares:

1o - Nos enfocaremos a ayudarte a hacer Crecer tu Empresa,
2o - A mejorar la Eficiencia, Productividad y Mejora de Costes
3o - A desarrollar lo que llamamos 'Liderazgo Organizacional'

*******************

Si estás interesado en nuestra Colaboración para hacer CRECER tu EMPRESA , puedes Contactarnos en

teragrowth@teragrowth.com

Esto blog refleja exclusivamente las opiniones personales de Jordi Mañé, no representa las opiniones de mi Empresa al respecto.

El Mejor Anuncio del Mundo o Cómo atraer Talento

El Mejor Anuncio del Mundo o Cómo atraer Talento

 

 

Ernest Shackleton fue junto con Scott y Amudsen uno de los grandes exploradores de la Antártida de principios del siglo XX.  

Sus hazañas e historias de superación en el hielo alcanzaron el nivel de epopeya por lo increíbles de las mismas.

 

File:Ernest Henry Shackleton Nadar.jpg

 

Una de ellas fue la durísima travesía del Endurance – que quedó encallado en el hielo, quedando la tripulación a merced de los vientos polares durante meses. 

Según wikipedia, la historia fue la siguiente

<< El Endurance zarpó desde las islas Georgia del Sur el 5 de diciembre en dirección a la bahía de Vahsel en el mar de Weddell. En su viaje al sur pronto se topó con hielo, que ralentizó la navegación. Las condiciones se fueron haciendo más difíciles a medida que se adentraba en el mar de Weddell, hasta que el 19 de enero quedó inmovilizado en una banquisa de hielo.79 El 24 de febrero, cuando Shackleton fue consciente de que podían quedar atrapados hasta la próxima primavera, ordenó el abandono de la nave y su conversión en estación invernal.80 El navío, atrapado en el hielo, derivó lentamente hacia el norte en los siguientes meses, pero la cercanía de la primavera y sus temperaturas más suaves iniciaron rupturas y movimientos en el hielo que pusieron el casco de madera del barco en grave peligro.81

File:Hurley shackleton at camp.jpg

Hasta entonces Shackleton había tenido la esperanza de que el barco pudiera navegar hasta la costa una vez quedara libre. Sin embargo, el 24 de octubre al agua comenzó a penetrar en su interior, y sólo unos días después, en la posición 69° 5′ S, 51° 30′ O, Shackleton dio la orden de abandonar la nave diciendo «¡Se está hundiendo!». Hombres, provisiones y equipo fueron trasladados a campamentos en el hielo.82 Finalmente, el 21 de noviembre de 1915 los restos del Endurancedesaparecieron de la superficie.83

Durante casi dos meses Shackleton y su equipo acamparon sobre una gran banquisa de hielo flotante a la espera de que su deriva los acercara a la isla Paulet, distante más de 400 km, donde sabían que había almacenes de suministros.84 Después de varios intentos fallidos por alcanzar esta isla a través del hielo, Shackleton decidió crear otro campamento permanente (Campamento Paciencia) en otra banquisa, y confiar en que la deriva los llevara a tierra.85 El 17 de marzo su témpano de hielo se hallaba a menos de 100 km de la isla Paulet86 pero, separados de ella por un hielo intransitable, no pudieron alcanzarla. El 9 de abril su banquisa se partió en dos y Shackleton ordenó a su equipo embarcar en los botes salvavidas y poner proa a la tierra más cercana.87 Después de cinco angustiosos días en el agua los exhaustos expedicionarios desembarcaron en la isla Elefante, a más de 550 km del lugar en que se hundió el Endurance. Era, además, la primera vez en 497 días que pisaban tierra firme.88 La preocupación de Shackleton por sus hombres era tal que cedió sus guantes al fotógrafo Frank Hurley, quien había perdido los suyos durante el viaje en bote, pero esta generosidad le costó al líder de la expedición la congelación de los dedos.89

Viaje en bote[editar]
Artículo principal: Viaje del James Caird.

El James Caird se hace a la mar desde la costa de la isla Elefante, 24 de abril de 1916.

La isla Elefante era un lugar inhóspito, alejado de cualquier ruta marítima, razón por la que Shackleton decidió arriesgarse a emprender un viaje de casi 1300 km en bote abierto hasta las estaciones balleneras de las islas Georgias del Sur, donde sabía que encontraría ayuda.90 Eligieron para el viaje el más robusto de los tres botes de seis metros de eslora, bautizado James Caird en honor del principal patrocinador de la expedición.90 El carpintero del barco, Harry McNish, le realizó varias mejoras, como el aumento de altura de sus bandas, el fortalecimiento de laquilla y la construcción de una cubierta provisional de madera y lona, además de sellar toda la obra con pintura al aceite.90 Shackleton eligió cinco compañeros de travesía: Frank Worsley, capitán del Endurance, se encargaría de la navegación, Tom Crean, que «rogó participar», los dos fuertes marineros John Vincent y Timothy McCarthy y el carpintero McNish.90 Shackleton había tenido desencuentros con McNish durante el tiempo que permanecieron en el hielo, y aunque no quiso perdonar la anterior insubordinación del carpintero, sí que supo reconocer la valía para su trabajo.91 92

Shackleton se negó a embarcar comida para más de un mes porque sabía que si no alcanzaban la isla Georgia del Sur en ese tiempo el bote y sus tripulantes se perderían para siempre.93 ElJames Caird zarpó de la isla Elefente el 24 de abril de 1916 y en las dos semanas siguientes navegó por las aguas del océano a merced de tormentas marinas que amenazaban constantemente con volcarlo. El 8 de mayo, gracias a la habilidad de Worsley para la navegación, avistaron los acantilados de Georgia del Sur, pero vientos huracanados les impidieron llegar a tierra. El grupo se vio obligado a capear el temporal lejos de la costa para evitar estrellarse contra las rocas. Más tarde supieron que ese mismo huracán había hundido un vapor de 500 toneladas que había zarpado de Georgia del Sur en dirección a Buenos Aires.94 Al día siguiente fueron capaces de poner pie en tierra en la deshabitada parte sur de la isla. Tras un período de descanso y recuperación, y en lugar de asumir el riesgo de navegar hasta las estaciones balleneras de la costa norte, Shackleton decidió intentar el cruce de la isla por tierra por una ruta nunca antes transitada, ni siquiera por los balleneros noruegos.95 McNish, Vincent y McCarthy se quedaron en el punto de desembarco de la costa sur, mientras Shackleton, Worsley y Crean anduvieron en 36 horas los 51 km de terreno montañoso que los separaban de la estación ballenera de Stromness, a donde llegaron el 20 de mayo.96

 Rescate[editar]

Shackleton envió inmediatamente un bote para recoger a los tres hombres dejados en la costa sur mientras él se ponía a trabajar para organizar el rescate de los hombres de la isla Elefante, que llevaban aislados allí cuatro meses y medio. Los tres primeros intentos de ir a por ellos resultaron infructuosos por culpa del hielo, que bloqueó los accesos a la isla. Solicitó ayuda al gobierno chileno y este le ofreció usar una escampavía de su armada, el Yelcho, mandado por Luis Pardo Villalón. El Yelcho arribó a la isla Elefante el 30 de agosto y Shackleton evacuó rápidamente a los 22 hombres, que llegaron a Valparaíso, en Chile, donde una multitud les dio la bienvenida a la civilización.98

Todavía restaban los hombres del equipo del mar de Ross, que habían quedado atrapados en el cabo Evans en el estrecho de McMurdo después de que su barco, el Aurora fuera arrancado de sus amarres durante una tormenta y arrastrado a alta mar con dieciocho hombres a bordo y dejando diez en tierra. El barco llegó a Nueva Zelanda después de una deriva de varios meses. Shackleton viajó para unirse al Aurora y navegó en él para rescatar a los diez hombres del equipo del mar de Ross. Este grupo, a pesar de las muchas dificultades, había llevado a cabo su misión de crear depósitos de suministros, pero también había perdido a tres miembros, entre ellos su comandante Aeneas Mackintosh.99

 Shackleton tuvo que servirse de todas sus habilidades para conseguir los fondos necesarios, y la expedición fue financiada por numerosas donaciones privadas y por las 10 000 libras (680 000 actuales) puestas por el gobierno británico. El magnate escocés sir James Caird donó 24 000 libras, el industrial Frank Dudley Docker 10 000 y la heredera de una tabacalera Janet Stancomb-Wills una suma no desvelada pero que fue «generosa».70 El interés público en la expedición fue considerable, pues Shackleton recibió más de 5000 solicitudes para unirse a ella.71 Sus entrevistas y formas de selección fueron a menudo excéntricas, porque su convicción de que el carácter y el temperamento eran tan importantes como la habilidad técnica72 le llevaba a hacer preguntas nada convencionales. Al físico Reginald James se le preguntó si podía cantar,73 otros fueron aceptados porque a Shackleton le gustó su aspecto o después de la más breve de las entrevistas.74 Shackleton también relajó algunas jerarquías tradicionales porque esperaba que todos los hombres, incluidos los científicos, asumieran su parte en las tareas del barco. Finalmente, seleccionó un equipo de 56, 28 para cada barco.75

 

El Liderazgo de Schackleton fue crucial para conseguir superar las adversidades.

Pero también lo fue el temperamento y carácter la tripulación, de su Equipo.  

¿Cómo lo consiguió?

Atrayendo y Seleccionando a los mejores.  

Este fue el anuncio que publicó en prensa, y que consiguió al parecer más de 5.000 solicitudes. 

 

<<

Se buscan hombres para viaje peligroso.

Salario bajo, frío agudo, largos meses en la más completa oscuridad, peligro constante, y escasas posibilidades de regresar con vida.

Honores y reconocimiento en caso de éxito.

>>

El mejor anuncio del mundo para atraer el Talento que precisaba para la expedición.

¿Qué tipo de Talento atrae tu Empresa?

 

Saludos, Jordi Mañé

www.teragrowth.com   Todo para el Crecimiento de la Empresa y de sus Profesionales   Twiter: @teragrowth     Servicios Teragrowth de Crecimiento de Empresa

 

 

2 comments to El Mejor Anuncio del Mundo o Cómo atraer Talento

  • Hola Jordi

    Hace unos años en el Jardín Botánico de Madrid, tuve la suerte de ir a una exposición sobre la aventura del Endurance titulada “Atrapados en el hielo”. Unas fotos conmovedoras mostraban lo épico de la hazaña.
    Shackleton debía de ser de esas personas con las que dices “contigo al fin del Mundo”, en este caso en sentido literal.

    Dejo un enlace que me ha llegado recientemente a un pequeño resumen de historias similares de exploradores.

    http://www.slideshare.net/slideshow/embed_code/24195905

    Un abrazo

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>